3/03/2014

Deja ir la ira

El lenguaje del adiós de Melody Beattie

Deja ir la ira

En la recuperación, a menudo discutimos objetívame acerca de la ira. Sí, razonamos, ésta es una emoción que todos tendemos a experimentar. Sí, la meta en la recuperación es liberarse del resentimiento y de la ira. Sí, está bien sentir enojo, estamos de acuerdo. Bueno, quién sabe.... La ira es una emoción poderosa y a veces atemorizante. También es beneficiosa si no le permitimos que se endurezca hasta convertirse en resentimiento o utilizarla como un mazo demoledor para castigar a la gente o para abusar de ella.

La ira es una señal de advertencia. Señala los problemas. A veces, señala problemas que necesitamos resolver. A veces, señala límites que necesitamos fijar. A veces, es el estallido final de energía antes de que nos entre la aceptación o el dejar ir. Y, en ocasiones, la ira simplemente es. No necesita justificarse.

Por lo general no se puede confiar en un pulcro envoltorio. Y no es necesario que ésta nos asfixie a nosotros o a nuestra energía.

No tenemos que sentirnos culpables cada vez que experimentemos ira.

No tenemos que sentirnos culpables.

Inhala profundamente. Podemos, sin vergüenza, sentir todos nuestros sentimientos, incluyendo la ira, y seguir asumiendo la responsabilidad de nuestra conducta.

Hoy sentiré y liberaré cualquier sentimiento de ira que tenga. Puedo hacerlo de manera adecuada y segura.

A/D

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario