5/08/2014

Panqué de queso crema


El panqué de mantequilla y huevo 

- ya exquisito - se vuelve un verdadero manjar con añadir un poco de queso crema.  
Me encanta este pastel - además de su insuperable sabor - por la sencillez de sus ingredientes y de su preparación; si bien necesita usarse una batidora eléctrica (de preferencia de pedestal) para lograr la textura deseada, no requiere de ninguna técnica especial ni ingredientes rebuscados.  
De hecho, te sugiero que lo sirvas tal cual, sin betún ni ninguno de los acostumbrados acompañantes del pastel (como son la fruta o la gelatina) porque este panqué es tan rico que resulta más sabroso solo. 

Ingredientes:

  • 1 y 1/2 tazas (3 barras) de mantequilla (12 onzas / 340 gramos gramos en total)
  • 1 barra (8 onzas / 225 gramos) de queso crema
  • manteca o aceite vegetal para engrasar el molde
  • 3 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de sal fina
  • 3 tazas de azúcar blanca
  • 6 huevos enteros
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de esencia de anís o de almendra 
  • un poco de azúcar glass para el adorno (opcional)

Preparación:

Antes de empezar, saca la mantequilla y el queso crema del refrigerador y déjalos reposar durante aproximadamente una hora para que se suavicen a temperatura ambiente (sin que se empiecen a derretir).

  1. Utliza un poco de manteca o aceite vegetal para engrasar perfecetamente un molde grande de rosca o dos moldes rectangulares para panqué de aproximadamente 9 x  5 pulgadas (23 x 13 centímetros). Prende el horno a 350°F / 175°C para que se vaya calentando.

  2. Combina la harina con la sal en un recipiente mediano.

  3. En un recipiente grande, bate la mantequilla y el queso crema suavizados.  Utiliza batidora eléctrica en una velocidad alta.  Agrega el azúcar poco a poco y sin dejar de batir hasta que la mezcla se vea esponjosa y de un color muy claro - aproximadamente 5 minutos.

  4. Añade los huevos de dos en dos, batiendo muy bien después de echar cada uno.

  5. Baja la velocidad de la batidora y agrega la vainilla (y la otra esencia, si es que la estás usando).  Añade la mitad de la harina y bate; después, repite lo mismo con el resto de la harina, batiendo sólamente hasta que se incorpore bien. 

  6. Vierte la mezcla en el o los moldes engrasados, distribuyéndola parejo.  Golpea ligeramente los moldes contra la mesa para que se salga cualquier burbuja de aire.

  7. Mete tu pastel al horno y déjalo durante aproximadamente una hora con 20 minutos, hasta que al meter un palillo de madera en el centro este salga limpio o con una que otra migaja ya cocida.  Saca tu panqué de queso crema del horno y permite que repose durante 10 o 15 minutos aún dentro del molde; después, sácalo con mucho cuidado y deja que se enfríe completamente (de preferencia sobre una reja de pastelería).

  8. Este pastel no requiere de ningún otro ingrediente, pero si lo quieres adornar puedes hacerlo de la siguiente manera una vez que se haya enfriado completamente:  Coloca un poco de azúcar glass dentro de un cernidor o un colador muy fino y agítalo suavemente para que el azúcar caiga de forma atractiva sobre el panqué.

    Tu panqué de queso crema puede servirse el mismo día, pero como suele suceder con este tipo de pastel, es notablemente más rico al día siguiente.  Guárdalo envuelto en plástico durante 3 o 4 días a temperatura o durante 2 semanas en el refrigerador.  (También se puede hacer antes, envolver en plástico y papel alumnio y conservar perfectamente por unos cuantos meses en el congelador.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario