7/11/2015

SAN BENITO

 

 

Oración a San Benito

Santísimo confesor del Señor; Padre y jefe de los monjes, interceded por nuestra santidad, por nuestra salud del alma, cuerpo y mente.

Destierra de nuestra vida, de nuestra casa, las asechanzas del maligno espíritu. Líbranos de funestas herejías, de malas lenguas y hechicerías.

Pídele al Señor, remedie nuestras necesidades espirituales, y corporales. Pídele también por el progreso de la santa Iglesia Católica; y porque mi alma no muera en pecado mortal, para que así confiado en Tu poderosa intercesión, pueda algún día en el cielo, cantar las eternas alabanzas.

Amén. Jesús, María y José os amo, salvad vidas, naciones y almas.

Se rezan 3 Padres Nuestros, Ave Marías y Glorias.

LA SANTA REGLA

Inspirado por Dios, San Benito escribió un Reglamento para sus monjes que llamó "La Santa Regla" y que ha sido inspiración para los reglamentos de muchas comunidades religiosas monásticas. Muchos laicos también se comprometen a vivir los aspectos esenciales de esta regla, adaptada a las condiciones de la vocación laica.

La síntesis de la Regla es la frase "Ora et labora" (reza y trabaja), es decir, la vida del monje ha de ser de contemplación y de acción, como nos enseña el Evangelio.

Algunas recomendaciones de San Benito:

  • La primera virtud que necesita un religioso (después de la caridad) es la humildad.

  • La casa de Dios es para rezar y no para charlar.

  • Todo superior debe esforzarse por ser amable como un padre bondadoso.

  • El ecónomo o el que administra el dinero no debe humillar a nadie.

  • Cada uno debe esforzarse por ser exquisito y agradable en su trato

  • Cada comunidad debe ser como una buena familia donde todos se aman

  • Evite cada individuo todo lo que sea vulgar. Recuerde lo que decía San Ambrosio: "Portarse con nobleza es una gran virtud".

  • El verdadero monje debía ser "no soberbio, no violento, no comilón, no dormilón, no perezoso, no murmurador, no denigrador… sino casto, manso, celoso, humilde, obediente".

    LA MEDALLA DE SAN BENITO

    La medalla de San Benito es un sacramental reconocido por la Iglesia con gran poder de exorcismo.

    Como todo sacramental, su poder está no en si misma sino en Cristo quien lo otorga a la Iglesia y por la fervorosa disposición de quién usa la medalla.

    Descripción de la medalla:

    En el frente de la medalla aparece San Benito con la Cruz en una mano y el libro de las Reglas en la otra mano, con la oración: "A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia". (Oración de la Buena Muerte).

    El reverso muestra la cruz de San Benito con las letras:

    C.S.P.B.: "Santa Cruz del Padre Benito"
    C.S.S.M.L. : "La santa Cruz sea mi luz" (crucero vertical de la cruz)
    N.D.S.M.D.: "y que el Dragón no sea mi guía." (crucero horizontal)

    En círculo, comenzando por arriba hacia la derecha:
    V.R.S.
    "Abajo contigo Satanás"
    N.S.M.V. "para de atraerme con tus mentiras"
    S.M.Q.L. "Venenosa es tu carnada"
    I.V.B. "Trágatela tu mismo".
    PAX "Paz"


No hay comentarios:

Publicar un comentario