5/31/2015

MECÁNICO DEL ALMA

 

 

Reflexionar un poco, siempre hace bien...

MECÁNICO DEL ALMA

Hace muchos, muchos años iba una mujer conduciendo su auto por una larga y muy solitaria carretera cuando de pronto su auto comenzó a detenerse hasta quedar parado completamente.

Ella bajó, lo revisó, trató de averiguar qué era lo que tenía, pues lo conocía perfectamente, tenía muchos años de conducirlo, su abuelo le había enseñado todo lo que necesitaba saber de el, puesto que habían pasado años juntos, arreglándolo, limpiándolo, reparándolo y el se lo había regalado a ella cuando tuvo la edad de conducirlo.

Pensaba que pronto podría encontrar el desperfecto que tenía su auto; sin embargo, después de mucho rato se dio cuenta de que no encontraba la falla del motor.En ese momento apareció otro auto, del cual bajó un señor a ofrecerle ayuda. La mujer le dijo: -"Mira este es mi auto de toda la vida, lo conozco como la palma de mi mano. No creo que tú sin ser el dueño puedas o sepas hacer algo."

El otro hombre insistió con una cierta sonrisa, hasta que finalmente ella le dijo:-"Está bien, haz el intento, pero no creo que puedas, pues este es MI AUTO."El hombre echó manos a la obra y en pocos minutos encontró el daño que tenía el auto y lo pudo arrancar.La mujer quedó atónita y preguntó: -¿Cómo pudiste arreglar la falla si es "MI" auto?

El segundo hombre contestó: "Verás, mi nombre es Henry Ford... Yo inventé el motor rotativo que usa tu auto."Cuántas veces decimos: Esta es MI vida; Este es MI destino, esta es MI casa... Déjenme a mí, yo puedo resolver el problema!

Al enfrentarnos a los problemas y a los días difíciles creemos que nadie nos podrá ayudar pues pensamos "esta es MI vida".Pero... Te voy a hacer unas preguntas:¿Quién hizo la vida?¿Quién hizo el tiempo?¿Quién creó la familia?Sólo aquel que es el autor de la vida y el amor, puede ayudarte cuando te quedes tirada en la carretera de la vida.

Te doy sus datos por si alguna vez necesitas un buen "mecánico":Nombre del mecánico del alma: DIOS Dirección: El CieloHorario: 24 horas al día, 365 días al año por toda la eternidadGarantía: Por todos los siglosRespaldo: EternoTeléfono: No tiene. Pero basta con que pienses en Él con fe, además de que esta línea no está nunca ocupada.

Dios te conoce, y sabe mejor que nadie tus dificultades.

No temas porque jamás te dejará.

No te preocupes porque a Él no le afectan las crisis.

No te asustes porque Él sí cumple sus promesas.

Descansa en Dios.

 

5/30/2015

Un Mensaje del Arcangel Rafael

 

 

Un Mensaje del Arcangel Rafael

Ha sido llamado "El Médico del cielo". Este amado Arcángel ha estado con la humanidad al lado del Arcángel Miguel, desde sus inicios trayendo oleadas de amor, regalándonos energía y así el aliento para seguir y superar las situaciones que en la vida a veces causan mucho sufrimiento.

El arcángel Rafael te envía este mensaje "tu salud no solo es la que se manifiesta en tu cuerpo físico, es de vital importancia que revises tu salud espiritual, emocional y mental". La mayoría de las personas acuden a El cuándo se necesita curación física, ante una enfermedad, pero el Arcángel Rafael también sana cuando estamos en momentos de conflicto interno, debes saber que recibes asistencia cuando lo invocas, EL envía a sus legiones de ángeles de la llama verde para cubrir la persona o situación a donde es requerido, sin embargo la enfermedad física es solo la consecuencia de la enfermedad de tu Espíritu.

Es ahí donde debes centrarte, en sanar tu Alma, estas satisfecho con tu vida? Haces algo para elevar tu espíritu, para nutrirte con la energía Divina, para reconocer culpas, rencores, iras, envidia, celos? Pide la ayuda del Arcángel Rafael para sanar tus sentimientos, programaciones mentales conocidas y desconocidas, para que no se manifieste ese desequilibrio energético en tu cuerpo físico a través de una enfermedad.

Rafael es el gran consolador en las dificultades y aflicciones, nos guía y muestra la forma de cómo curarnos a través de la naturaleza y con la energía universal, también puede mostrarnos la forma cómo podemos curar y aliviar el dolor a otros. Quienes permanezcan cerca de Él encontraran alivio, energía física y mental, brillo personal, éxito, invócalo y te guiará a tu bien mas alto.

Meditación: debes asegurarte que nadie te moleste por unos 10 minutos, ubícate en tu sitio sagrado, enciende una vela de color Verde, pon incienso, música, tu cuerpo debe estar en una postura cómoda, cierra los ojos, toma unas tres respiraciones profundas, con cada inhalación respiras vida y con cada exhalación te sientes más y más relajado. Empiezas a visualizar alrededor tuyo una llama de color verde que te envuelve, que te llena amor, en paz y muy tranquilo, reconoces la presencia de tu Ángel Guardián ya que él te asistirá, si estas pidiendo por otras personas entonces tráelos a tu mente visualízalos siempre en alegría, sanos, sin enfermedad ( es un acto de amor el que haces al pedir por los demás) dices: "Amado Arcángel Rafael, te pido que le envíes tus energía de sanación y curación en este preciso momento y de acuerdo a lo establecido en el plan divino sobre… y dices el nombre de la persona.

Amado Rafael sana nuestras enfermedades, ayúdanos en nuestras necesidades y haz felices nuestros hogares, danos la visión de Dios en el cielo.

 

Poderoso Arcángel Rafael ayúdame a sanear mis pensamientos, a comunicarme bien con mis semejantes y a ser un canal abierto de tus fuerzas curativas. Condúceme por el camino de la salud del cuerpo y del alma, para ser digno de alcanzar la libertad total y fundirme en la luz de Dios. Gracias Amado Arcángel Rafael por haber acudido a mi llamado. Gracias a mi Ángel de la guarda. Así es, hecho está!Ahora te sentirás con más energía y quédate absolutamente confiado de tu curación.

 

 

5/28/2015

Ser Mamá es mi mejor profesión

 

 

Ser Mamá es mi mejor profesión

Una tarde un hombre volvía a casa del trabajo y encontró un desorden total en su casa. Sus tres hijos estaban afuera, jugando en el lodo, la manguera abierta, juguetes y envolturas de comida regadas en todo el jardín .
Cuando paso la entrada encontró todavía mas desorden. Una lámpara tirada, el tapete de la sala hecho bolas, las pinturas y cartera del bolso de su esposa tiradas por todo el piso, la TV a todo volumen en un canal de caricaturas.
En la sala dejaron la bicicleta con lodo en las ruedas, regados en el piso las crayolas, papeles, juguetes, ropa y el perro con el pelo mojado mordiendo una caja con cereal arriba del sillón.

En la cocina, el fregadero estaba lleno de platos sucios, ketchup en las paredes Rápidamente se dirigió hacia las escaleras, pisando juguetes, ropa, palomitas, zapatos, brinco unos patines, un plato y un trozo de pan con cajeta que estaba en los escalones, buscando desesperadamente a su esposa.
Estaba muy preocupado pues pensó que había pasado algo serio, o que tal vez pudiera estar enferma, o que hubieran entrado unos ladrones, que se yo, cuantas cosas se imagino..... al llegar a la recámara, encontró a su esposa sentada en la cama, en pijama, con una toalla enredada en la cabeza, pintándose las uñas de los pies, tarareando una melodía, en el buró un vaso de soda, una bolsa de fritos abierta, una revista de modas y estaba viendo un programa en la TV. . . .
La esposa volteo a verlo y le sonrió felizmente, después le pregunto: ¿Como te fue amor??...
El la vio totalmente extrañado y le pregunto: '¿!!!!!!!!!!Pero que paso aquí hoy!!!!!!!!!!!??????
Ella sonrió de nuevo y respondió: ¿Recuerdas que cuando llegas de trabajar me preguntas:.. ¿QUE HACES EN TODO EL DÍA???''
Si....... contestó incrédulamente el esposo
'Bueno...', respondió ella,' PUES HOY NO HICE NADA....!!!!!!!!

¿Que crees que la casa se limpia sola?..... El trabajo de la casa es mucho y es todo el día, TODOS LOS DÍAS.

¡Ser Ama de casa también es un trabajo. La única diferencia que no tenemos sueldo fijo.

 

5/27/2015

POR ALGO PASAN LAS COSAS

 
POR ALGO PASAN LAS COSAS

¡Por algo pasan las cosas
que te suceden aquí!,
alegres…o dolorosas…
¡son perfectas para ti!,
y no es nada “personal”
lo que acontezca en tu viaje:
para bien…o para mal…
¡es tan sólo aprendizaje!

¡Por algo pasan las cosas
que más te cuesta aceptar!
¡Fue oruga la mariposa
antes de poder volar!,
y esa angustia que hoy te quema,
y que te causa desvelo…,
¡mañana será la gema
que más destelle en tu cielo!

¡Por algo pasan las cosas!...,
y al ver tus viejos dolores,
verás que de forma hermosa
¡por fin se volvieron flores!...
Y esas de mayor encanto…,
esas de aspecto más tierno…
¡son las que regó tu llanto
cuando fue crudo tu invierno…!

Y de manera asombrosa,
con ese convencimiento,
¡podrás transformar en rosas
las espinas del momento…!
Que si la paz va contigo…,
o si el pesar te destroza…,
en ambos casos, amigo…
¡por algo pasan las cosas…!

 

5/26/2015

EL CARPINTERO

 

 

Un viejo carpintero estaba listo para retirarse.

Le comunicó a su jefe sus planes de dejar el trabajo en la industria de la construcción de casas y vivir una vida mas placentera con su esposa y su familia.El echaría de menos el salario que recibía pero quería retirarse.

El jefe estaba triste de ver que un buen empleado se retiraba y le pidió, como favor personal, que construyera una última casa.

El carpintero dijo que sí pero con el tiempo se vio que su corazón y su esfuerzo no estaban en el trabajo.

No hizo bien su labor y seleccionó materiales de baja calidad.

Fue la peor casa que había construido en su vida.

Fue una manera infortunada de terminar su carrera.

Cuando el carpintero terminó el trabajo y el jefe vino a inspeccionar, le abrió la puerta al carpintero, lo invitó a seguir y le dijo "Esta es tu casa, mi regalo para ti".

¡Qué lástima!

¡Qué arrepentimiento!

"Si hubiera sabido que esta casa iba a ser para mí, la construyo de manera diferente" dijo el carpintero.

Ahora tenía que vivir en la casa que él mismo había construido y era un desastre.

Lo mismo sucede con nosotros.

Construimos nuestra vida de una manera displicente, de una manera reactiva en lugar de positiva. Esperamos en lugar de actuar.

Ponemos mucho menos de lo que tenemos en nuestros esfuerzos y vivimos en una permanente queja tratando de culpar a los demás de nuestra situación.

En cosas importantes, con la familia, amigos, el trabajo, etc., no damos lo mejor que tenemos.

Entonces, con sorpresa, nos encontramos viviendo en la casa que nosotros mismos hemos construido.

"Si lo hubiera sabido, habría actuado diferente" pensamos.

Piense en Ud. mismo como el carpintero.

Piense acerca de su casa.

Cada día, cuando tenga que clavar un clavo o levantar una pared, hágalo sabiamente, hágalo con amor y dé lo mejor que tiene.

Es la única vida que llegará a construir.

Aún si vive solo por un día más, ese día merece vivirse de una manera digna y gratificante."LA VIDA ES UN PROYECTO DE AUTOCONSTRUCCIÓN".

Su vida hoy es el resultado de sus actitudes y decisiones del pasado.

Su vida mañana será el resultado de sus actitudes y decisiones de hoy.

 

 

 

5/25/2015

ALCANZA TU SUEÑO

 

 

Alcanza tu sueño

*Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.
Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.

*Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno.

*Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.

*Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.
No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes.

*No revuelvas una herida que está cicatrizada.
No rememores dolores y sufrimientos antiguos.

¡Lo que pasó, pasó!

*De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.
Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó.

*Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.
No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.

*No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.

*No trates que otros cambien;
sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.
Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.

*Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.
No sufras por lo que viene, recuerda que “cada día tiene su propio afán”.

*Busca a alguien con quien compartir tus luchas
hacia la libertad; una persona que te entienda,
te apoye y te acompañe en ella.

*Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona,
despréndete de ella y ámala,sin pedirle nada a cambio.

*Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso.
Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti.

*Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar
la tristeza de todos los que te rodean.
La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía
a todos los que se acercan a nosotros.

*Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz.

*Trabajo es sinónimo de nobleza.
No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida.
El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor. No existen trabajos humildes.

*Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.
Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño
y así te valorarás a ti mismo.

*Dios nos ha creado para realizar un sueño.
Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.

*Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos,
quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas.

*Así, con otro aspecto, con otras posibilidades
y con la gracia de Dios, lo haremos.

*No te des por vencido, piensa que si Dios
te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.

*El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado,
sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.

*Tú y sólo tú escoges la manera
en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.

“Que este día sea el mejor de tu vida”.

Mahatma Gandhi


 

5/24/2015

Tu mensaje de Vida

Tu mensaje de vida

Mira las 3 cartas y permítele a tu intuición que elija su carta favorita. Por favor no elijas por elegir, atiende esa voz que te indica cual carta escoger, elige la carta con la que más resuenes.


A continuación descubre tu mensaje de vida.


1. Carta de plenitud: Tu verdadera naturaleza es la fortaleza y felicidad. Y aunque algunas veces existen situaciones que se salen de control y ponen a prueba tu fe, tu optimismo y tus ganas de seguir adelante, es importante que recuerdes tu esencia de luz, ese lugar mágico dentro de ti, en donde todo lo que quieres ser y hacer es posible. La vida tiene cientos de situaciones que van y vienen cada día, lo importante es que lo que aprendes quedará contigo para siempre. Tu naturaleza es la fortaleza y la felicidad, tienes el poder para hacer de cada día el mejor día de tu vida, por eso hoy alza la vista al cielo y afirma con amor que disfrutas el presente, mientras te proyectas con amor a todo lo bueno que aún está por llegar.

 

2. Carta de fuerza: Tu verdadera naturaleza es el amor, que es la fuerza más grande del universo. Muchas veces el camino por recorrer parece largo y es probable que a veces cuestiones por qué, aun cuando has caminado por mucho tiempo, todavía no llegas a tu destino anhelado. Lo importante es recordar que tu fuerza de voluntad es enorme, que trabajas con amor por las personas que amas y que a todo aquel que siembra, pronto le llegará el momento de cosechar. Hoy esta carta llega a tu vida para invitarte a confiar. Sigue adelante, seguro que lo mejor tarda un poco, pero siempre llega y comprométete con tus metas y con tus sueños, pues la vida siempre conspira a favor de los soñadores. Esperanza y fuerza, todos los días fuerza para volar más alto.

3. Carta de esperanza: Tu verdadera naturaleza es la bondad y la generosidad. Has dado mucho y has hecho mucho por los demás, porque tu corazón te hace siempre un llamado sincero a ayudar. Sabes que un acto de bondad puede iluminar la vida de una persona y hoy esta carta llega a tu vida a decirte que es momento de iluminar tu propia vida. El universo se rige bajos leyes de equilibrio, tú has dado mucho y es hora de permitirte recibir la recompensa celestial que está reservada para ti. Todo lo bueno ha de llegar a tu vida, solo si tú así lo permites. Si quieres que el amor, la prosperidad y la felicidad lleguen a tu vida, debes sentirte merecedor de ellas, por eso hoy abre tus brazos de par en par, agradece por todo lo que he recibido y por todas las bendiciones que están por llegar.

 

5/23/2015

SI QUIERES DEJAR HUELLA

 

 

Si quieres dejar tu huella no lo hagas en tu soledad

Hazlo junto a los tuyos pues te aseguro te lo agradecerán.

Si quieres dejar tu huella no lo hagas al caminar, esas huellas, el viento las borrará y solo tus obras y todo cuanto hagas por ellos y con ellos permanecerán con todos tus seres queridos, siempre estarán hasta la eternidad.

Si quieres dejar tu huella, no te aflijas y desfallezcas porque quizás ninguna muestra de gratitud te acompañará.

Pero te aseguro que allá en el cielo tendrás tu recompensa junto a Dios con su bendita bondad.

Si quieres dejar tu huella! no lleves flores a las tumbas, en vida se dan las muestras de cariño, no con flores vacías.

Si quieres dejar huella, se honesto, sincero y humilde siempre, que todo lo que hagas, digas, pienses y sientas sea de todo corazón y sin lastimar a nadie, es mejor dejar huellas y no cicatrices en aquellas personas que confían en ti y te aman.

Y durante ese tiempo demuestra lo que tú eres y las obras buenas que tú hiciste, esas si perdurarán.

Por si algún día quieres dejar tú huella en toda la eternidad.

Mariana Uruchurtu

 

 

5/22/2015

ENSÉÑALE A LOS NIÑOS

 

 

ENSEÑALES a los niños a creer en los ideales, y que aquellas cosas que no se ven también son realidades.

Diles que el amor no se ve, pero se puede sentir, que la música tiene una explicación pero que las melodías salen del corazón.

ENSEÑALES a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol.

Y no les digas que sale porque existe una ley de gravedad o que el sistema solar se mantiene por una perfecta estabilidad de las fuerzas centrífugas y centrípetas.

ENSEÑALES que el sol sale porque Dios trae la luz por esa estrella resplandeciente.

ENSEÑALES el respeto por las cosas simples y por la naturaleza. A amar los animales!.

ENSEÑALES a rezar, a cerrar los ojitos y que se imaginen a su ángel guardián que los protege y los guia.

ENSEÑALES todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, diferente siempre.

Estimula su creatividad con sus juguetes y con otros juguetes que ellos mismos puedan crear.

ENSEÑALES a sonreír y siempre acaricialos, sean quienes sean esos niños, porque no sabes en que pueden convertirse mañana, tal vez sean ellos quienes te den su mano amiga o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes.

Tal vez sean tu médico, tu amigo, tu asaltante, o tu juez.

ENSEÑALES que la vida es aprender a ser feliz y que la vida nos dará muchas alegrías, pero nosotros debemos darle también un sabor a la vida.

ENSEÑALES que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas y que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos.

ENSEÑALES que todo aquello que tome contacto con nosotros debe siempre mejorar.

ENSEÑALES el valor del respeto, de la fe, de la confianza, enséñales a ser inteligentes y que no desprecien sus sentimientos, enséñales a amar y que en todo momento sepan que tienen el derecho de vivir y ser cada uno lo que en su vida quiera ser.

Adriana Casares

 

5/21/2015

LOS NIÑOS DE OLGA

 

 

LOS NIÑOS DE OLGA

Un día -hace algunos años atrás- me encontraba un poco abatido, casi deprimido. Había trabajado mucho sin conseguir los resultados que necesitaba

En esos días, tenía una amiga que era voluntaria en cierto Hospital de las cercanías del lugar donde ambas trabajábamos.Ese día se acercó a mí y me dijo: - Amigo, ando sin auto y necesito llevar un paquete a "mis niñitos" ¿me puedes llevar?.

- Está bien, dije, pensando en lo aburrido del panorama, llevar a esta amiga al Hospital no era una cosa de lo más entretenida. Pero Olga -que así se llamaba esta chica- era muy persistente cuando se trataba de su voluntariado. A todos nos había pedido ropa, donaciones, llevaba rifas y vendía los números, la escuchábamos hablar por teléfono con diferentes personas para conseguir que los niños enfermos que ella visitaba, tuvieran un mejor pasar.

Sólo me había pedido que la llevara con un gran paquete de ropa de niños y algunos juguetes, pero al llegar allá me dijo- Acompáñame a dejar esto sólo a la recepción donde están las Voluntarias.

Olga era de las personas que van involucrándote en sus cosas poco a poco. Al llegar al lugar donde se suponía que dejaríamos el bendito paquete, volvió a avanzar en su pedido. - Mira, ya que estamos aquí, te invito a conocer a "mis niñitos" (así llamaba ella a estos enfermitos de cáncer), son súper tiernos y amorosos.

Débilmente intenté oponerme diciendo que ella sólo me había pedido traerla... Pero cómo dije, Olga era persistente y me tomó de un brazo y me llevo a la sala que ella visitaba.

Todos los niños la saludaron con cariño. - Mira, este es Tomasito, tiene 18 meses y lo tratan por cáncer cerebral, observa que lindos ojos tiene y él lo sabe porque todos se lo dicen...- Y esta es Andrea, tiene cáncer en la pierna izquierda. Es muy bonita ¿no? - Hola Juanito ¿han venido tus padres desde la provincia?...

A medida que ella me iba presentando a quienes estaban padeciendo enfermedades que para cualquier adulto serían devastadoras, los niños se alegraban, sonreían y estaban tan contentos que fuéramos a verlos. Algunos jugaban con juguetes usados y descoloridos como si fueran la última novedad.

Todos tenían bellos ojos y miradas profundas donde se adivinaba una madurez apresurada. Salvo una excepción, una niña de 14 años que no quiso saludarnos, todos los demás eran alegres, divertidos y disfrutaban tanto el saber que íbamos a verlos.

Pero algo más me esperaba cuando pregunté: ¿- Por qué ese niño está separado de los otros en esa sala? - Ah, dijo Olga, ese es Miguel Ángel, está terminal y no quieren que los otros niños lo vean morir. Vamos a verlo.

Miguel Ángel tendría unos 11 o 12 años. Un cáncer cerebral lo había dejado sin vista y había invadido su boca y garganta. No veía, ni podía hablar. En pocas ocasiones me he sentido tan estúpido por no saber que hablar ni que consuelo dar a ese niño a quien la enfermedad le había quitado su forma de comunicarse en una forma tan cruel.

Me fijé que su piel era muy blanca y suave y sus bellas manos de largos dedos eran como palomas que imaginé sobre un piano interpretando a Chopin. - Que lindas son tus manos, Miguel Ángel, dije casi para mí, acariciándolo y sintiendo que nada podía hacer por él.

Tomé su manos, que era lo único en su cuerpo que no era deforme y sin saber que decir, musité - Miguel Ángel, te amo.Y aquel niño deforme, mal oliente y devastado por la enfermedad, apretó mis manos y en el silencio sentí claramente que me contestó: - GRACIAS.

Al salir de allí y darme cuenta que aquellos niños que tenían una enfermedad tan agresiva, muchos de ellos terminales, comprendí lo mucho que a mí me había dado la vida, la fortuna de tener una buena salud, mía y de mi familia, lo poco importante que era mi problema ante la situación de esos niños.

Y comprendí y me juré que nunca iba permitir sentirme deprimido.

Si aquellos niños estaban llenos de vida y deseos de vivir y sabían -aún en ese infierno- del amor de Dios ¿qué derecho tenía uno -con tantas ventajas- a sentirse agobiada?. Hace tiempo que no he vuelto a ver a Olga, pero la recuerdo constantemente. Sobre todo cuando alguien llega a contarme que está triste o deprimido y le cuento esta historia y por qué esta persona no tiene razón para sentirse con depresión.

Una Lección de Vida, inolvidable.

 

5/19/2015

PRIMERO YO

 

 

Primero YO

De hoy en adelante ME AMARÉ ...

Por eso, hoy y a partir de hoy seré PRIMERO YO y quiero compartir esta reflexión, sin duda no pude leerla en mejor momento ...

Hoy me detuve en el espejo de mi baño y vi a una mujer mayor, sin sueños... con la rutina de toda la vida y me di cuenta que me levanté 15 minutos más temprano que nunca.

Me había olvidado cuando fugázmente despertaba hace unos pocos años sonriente y me animaba de que ese día sería mejor que el anterior.

Precisamente no recuerdo cuando cambió éso. Por despertar atrasada, desesperada por el tiempo, por los pendientes, empecé a no ir a los salones de belleza con la misma frecuencia porque el dinero lo ocupaba para otra "buena actividad familiar".

No tengo más de 35 años y me siento como de 90 años. Desesperada porque no he realizado muchas cosas, pero esas cosas ya no son los SUEÑOS de antes.

Hoy que desperté 15 minutos antes de mi vieja rutina, recordé que mi esposo tuvo una reunión de compañeros, se fué y ni me avisó, hoy recordé que mi hijo de 5 años no me obedece y el de 10 dice que soy ridícula porque no soy HOMBRE como él y la niña de 2 años sólo me llama cuando necesita algo. Estoy segura que todos saben que los amo pero... ¿cómo me pueden valorar si YO NO LO HE HECHO ?

Por eso, hoy y a partir de hoy seré PRIMERO YO, y lo quiero compartir con ustedes.

Levántate 15 minutos antes, mírate en el espejo y dite a sí misma, a quien ven, ¿les gusta esa mujer o desean ser otra? Nunca es tarde, tarde sería si mueren. Ese hoy fue hace 2 años y las cosas cambiaron mucho, pero no fue fácil, por supuesto que no. Me costó levantarme temprano para cepillame el cabello bien y arreglarme para trabajar; renuncié a mi trabajo de 15 años (aún lo extraño) y empecé a ir al gimnasio.

Los primeros meses fue un fracaso, pero luego bajé de peso, cambié mi forma de vestir y hasta mi esposo asombrado me invitó un día a una cena para preguntar si nuestro matrimonio continuaba o tenía otro amor, le dije sin pensar: sí tengo otro amor que me llena completamente y ese amor soy YO.

Y bueno que más les puedo decir, soy otra porque ahora PRIMERO soy YO.

Nos pasa que de pronto un día miramos de reojo una vidriera y vemos una imagen reflejada que no es la nuestra. Sucede que al mirarnos apuradas todas las mañanas reconocemos que ya no somos las mismas y añoramos a esa mujer que perdía horas preciosas inventando un nuevo peinado, o que soportaba una crema en el cabello y lo envolvía en una toalla para que luego tuviera un brillo destacable...

Mascarillas que nos hacían lucir espléndidas, maquillajes intensos que nos mostraban a una mujer sensual y atractiva, escotes, pantalones ceñidos, tacones que endurecían nuestras piernas al andar... Un día nos encontramos recordando a aquella mujer y sentimos que la fuimos sepultando lentamente.

Presenciamos su lenta agonia y no hicimos nada para revivirla. La pareja, la familia, los niños... El gato, el perro, el canario... La casa, las compras, el trabajo... El auto, la limpieza, las camas bien tendidas, el orden...

Y allí debajo una mujer que grita: !!!socorro!!! que se mueve con amor, con sensibilidad, con vocación, pero que dejó lentamente que todo la supere y se quedó ahí, en ese lugar viendo pasar la vida de los otros y se olvidó de sí misma. Tenemos que revivir a esa mujer y hacer que diga:

!!Presente!! todos los días. Primero yo, y eso no significa que soy egoísta...

Primero yo, y eso importa. Intentemos recuperar a esa mujer bella que nos hacia sentir seguras, desterremos las culpas y si el desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena se demoran un poquito porque estamos poniéndonos lindas, pensemos que ese cuidado de nosotras mismas, esa dedicación, ese amor serán la medicina mágica que hará que nuestra autestima crezca. Si nuestra autoestima no está bien, nada esta bien en nuestra vida, y por ello dejamos que otros nos desvaloricen o nos desprecien.

Primero yo... Mi vida es una piedra preciosa, soy la única que puede hacer que se destaque su brillo o dejar que se apague para siempre.

Nunca se olviden de que nadie las valorará ni las amará si no piensan en PRIMERO YO.

 

5/18/2015

INVENTARIO DE TU VIDA

 

 

INVENTARIO DE TU VIDA


Aquel día lo vi distinto. Tenía la mirada enfocada en lo distante. Casi ausente. Pienso ahora que tal vez presentía que ese era el último día de su vida.

Me aproximé y le dije: -¡Buen día, abuelo! Y él extendió su silencio. Me senté junto a su sillón y luego de un misterioso instante, exclamó: - ¡Hoy es día de inventario, hijo! - ¿Inventario? - pregunté sorprendido.- Sí. ¡El inventario de las cosas perdidas! - me contestó con cierta energía y no sé si con tristeza o alegría.

Y prosiguió: - Del lugar de donde yo vengo, las montañas quiebran el cielo como monstruosas presencias constantes. Siempre tuve deseos de escalar la más alta. Nunca lo hice, no tuve el tiempo ni la voluntad suficientes para sobreponerme a mi inercia existencial...

...Recuerdo también a Mara, aquella chica que amé en silencio por cuatro años; hasta que un día se marchó del pueblo, sin yo saberlo.

- ¿Sabes algo? También estuve a punto de estudiar ingeniería, pero mis padres no pudieron pagarme los estudios. Además, el trabajo en la carpintería de mi padre no me permitía viajar. ¡Tantas cosas no concluidas, tantos amores no declarados, tantas oportunidades perdidas! Luego, su mirada se hundió aún más en el vacío y se humedecieron sus ojos. Y continuó:

- En los treinta años que estuve casado con Rita, creo que sólo cuatro o cinco veces le dije ´te amo´. Luego de un breve silencio, regresó de su viaje mental y mirándome a los ojos me dijo: - "Este es mi inventario de cosas perdidas, la revisión de mi vida. A mí ya no me sirve. A ti sí. Te lo dejo como regalo para que puedas hacer tu inventario a tiempo".

Y luego, con cierta alegría en el rostro, continuó con entusiasmo y casi divertido: - ¿Sabes qué he descubierto en estos días? - ¿Qué, abuelo? --Aguardó unos segundos y no contestó, sólo me interrogó nuevamente: - ¿Cuál es el pecado más grave en la vida de un hombre? La pregunta me volvió a sorprender y sólo atiné a decir, con inseguridad: - No lo había pensado. Supongo que matar a otros seres humanos, odiar al prójimo y desearle el mal. ¿Tener malos pensamientos, tal vez?

Movió su cara de lado a lado, como reacción a mi respuesta errada. Me miró intensamente, como remarcando el momento y en tono grave y firme me señaló: - El pecado más grave en la vida de un ser humano es el PERDER SUS SUEÑOS. Y lo más doloroso es descubrir los sueños perdidos sin tener tiempo para hacerlos y recuperarlos...

Al día siguiente, regresé temprano a casa, luego del entierro del abuelo, para realizar en forma urgente mi propio inventario de las cosas perdidas.

EL EXPRESARNOS NOS DEJA MUCHAS SATISFACCIONES,

Así que no tengas miedo, y procura no quedarte con las ganas de nada.....antes de que sea demasiado tarde....

5/17/2015

EL PAQUETE DE GALLETAS

 

 

El paquete de galletas.

Había una vez una señora que debía viajar en tren.

Cuando la señora llegó a la estación, le informaron de que su tren se retrasaría aproximadamente una hora.

Un poco fastidiada, se compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua. Buscó un banco en el andén central y se sentó, preparada para la espera.

Mientras ojeaba la revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. De pronto, sin decir una sola palabra, estiró la mano, tomó el paquete de galletas, lo abrió y comenzó a comer.

La señora se molestó un poco; no quería ser grosera pero tampoco hacer de cuenta que nada había pasado. Así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete, sacó una galleta y se la comió mirando fijamente al joven.

Como respuesta, el joven tomó otra galleta y, mirando a la señora a los ojos y sonriendo, se la llevó a la boca.

Ya enojada, ella cogió otra galleta y, con ostensibles señales de fastidio, se la comió mirándolo fijamente.

El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta.

La señora estaba cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente.

Finalmente, ella se dio cuenta de que sólo quedaba una galleta, y pensó:

"No podrá ser tan caradura"

mientras miraba alternativamente al joven y al paquete.

Con mucha calma el joven alargó la mano, tomó la galleta y la partió en dos. Con un gesto amable, le ofreció la mitad a su compañera de banco.

-¡Gracias! -dijo ella tomando con rudeza el trozo de galleta.

-De nada -contestó el joven sonriendo, mientras comía su mitad.

Entonces el tren anunció su partida.

La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón.

Desde la ventanilla, vio al muchacho todavía sentado en el andén y pensó: "¡Qué insolente y mal educado! ¡Qué será de nuestro mundo!"

De pronto sintió la boca reseca por el disgusto.

Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó estupefacta cuando encontró allí su paquete de galletas intacto.

 

Cuantas veces nuestros prejuicios, nuestras decisiones apresuradas nos hacen valorar erróneamente a las personas y cometer las peores equivocaciones.
Cuántas veces la desconfianza, ya instalada en nosotros, hace que juzguemos, injustamente a personas y situaciones, y sin tener aun el por qué, las encasillamos en ideas preconcebidas, muchas veces tan alejadas de la realidad que se presenta.

Así, por no utilizar nuestra capacidad de autocrítica y de observación, perdemos la gracia natural de compartir y enfrentar situaciones, haciendo crecer en nosotros la desconfianza y la preocupación.
Nos inquietamos por acontecimientos que no son reales, que quizás nunca lleguemos a contemplar, y nos atormentamos con problemas que tal vez nunca ocurrirán.

 

5/15/2015

ORACIÓN DE SANACIÓN POR LA FAMILIA

 

¡Señor Jesús! Hoy venimos a Ti, en nombre de cada una de las personas de nuestra familia.

Tú, en tus designios de amor por cada uno de nosotros, nos has colocado en ella y nos has vinculado a cada una de las personas que la componen.

En primer lugar, te queremos dar gracias de todo corazón por cada uno de los miembros de mi familia, por todo el amor que he recibido tuyo a través de ellos y te queremos alabar y glorificar porque nos has colocado en ella.

A través de la familia y en la familia, tú nos has dado la vida y has querido para nosotros que formemos un núcleo de amor.

Hoy, Señor, queremos que Tú pases con tu sanación por cada uno de nosotros y realices tu obra de amor en cada uno de nosotros.


Y antes de nada, Señor, queremos pedirte perdón por todas las faltas de amor que hayamos tenido en casa, por todas nuestras indelicadezas, por todas nuestras faltas de comprensión, por no ser a veces cauces de tu amor para ellos.


En primer lugar, Jesús, te pedimos que entres en el corazón de cada uno y toques aquellas experiencias de nuestra vida que necesiten ser sanadas.


Tú nos conoces mucho mejor que nosotros mismos; por lo tanto, llena con tu amor todos los rincones de nuestro corazón.

Donde quiera que encuentres - el niño herido -, tócalo, consuélalo y ponlo en libertad.

Vuelve a recorrer nuestra vida, la vida de cada uno de nosotros, desde el principio, desde el mismo momento de nuestra concepción.


Purifica las líneas hereditarias y líbranos de aquellas cosas que puedan haber ejercido una influencia negativa en aquel momento.


Bendícenos mientras íbamos formándonos en el vientre de nuestra madre y quita todas las trabas que puedan haber dificultado, durante los meses de gestación, nuestro desarrollo en plenitud.


Danos un profundo deseo de querer nacer y sana cualquier trauma tanto físico como emocional que pudiera habernos dañado durante nuestro nacimiento.

¡Gracias, Señor!, por estar ahí presente para recibimos a cada uno de nosotros en tus brazos en el momento mismo de nuestro nacimiento, para darnos la bienvenida a la tierra y asegurarnos que Tú nunca nos faltarías ni nos abandonarías.


Jesús, te pedimos que rodees nuestra infancia con tu luz y que toques aquellos recuerdos que nos impiden ser libres. Si lo que más necesitamos cada uno fue más cariño maternal, mándanos a tu Madre, la Virgen María, para que nos dé lo que nos falta. Pídele que nos abrace a cada uno, que nos arrulle a cada uno, que nos cuente cuentos y llene el vacío que necesita el calor y el consuelo que sólo una madre puede dar.


Quizá "el niño interior" siente la falta del amor del padre. Señor Jesús, déjanos gritar con libertad, con todo nuestro ser: ¡Papá! ¡Papaito!. Si necesitábamos alguno de nosotros más cariño paternal y la seguridad de que nos deseaban, y nos amaban de verdad, te pedimos que nos levantes y nos hagas sentir la fuerza de tus brazos protectores.



Renueva nuestra confianza y danos el valor que necesitamos para hacer frente a las adversidades de la vida, porque sabemos, Padre nuestro, que tu amor nos levantará y nos ayudará si tropezamos y caemos. Recorre nuestra vida, Señor, y consuélanos cuando otros nos trataban mal. Sana las heridas de los encuentros que nos dejaron asustados, que nos hicieron entrar en nosotros mismos y levantar barreras de defensa ante la gente.


Si alguno de nosotros se ha sentido solo, abandonado y rechazado por la humanidad, concédenos por medio de tu amor que lo sana todo, un nuevo sentido del valor de cada uno como persona.


¡Oh Jesús, nos presentamos en este día ante ti, toda la familia y te pedimos que sanes nuestras relaciones, que sean unas relaciones llenas de cariño, de comprensión y de ternura y que nuestra familia se parezca a la tuya. Te pedimos, por intercesión de tu Madre, la Reina de la Paz, que nuestros hogares sean lugares de paz, de armonía y donde realmente experimentemos tu presencia.


¡Gracias, Señor!





 

 

5/14/2015

LA MEJOR MAESTRA

 

 

La Mejor Maestra

(Una historia que nos enseña a no juzgar a las personas sin antes conocerlas)


El primer día de clases, la profesora Thompson, maestra del 5 grado de primaria, les dijo a sus nuevos alumnos que a todos los quería por igual. Pero eso era una mentira, porque en la fila de adelante se encontraba hundido en su asiento Jim Stoddard, a quien la profesora Thompson conocía desde el año anterior y había observado que él era un niño que no jugaba bien con los otros niños, que sus ropas estaban desaliñadas y constantemente necesitaba un baño. Con el paso del tiempo, la relación entre la profesora y

Jim se volvió desagradable, a tal punto que ésta sentía mucho gusto al marcar sus tareas con grandes taches en color rojo y poner una gran "F" en el encabezado.
Un día la escuela le pidió a la Sra. Thompson revisar los expedientes anteriores de cada niño de su clase y ella puso el de Jim hasta el final. Sin embargo, cuando revisó su archivo, se llevó una gran sorpresa.

La maestra de primer grado de Jim escribió: "Jim es un niño brillante con una sonrisa espontánea. Hace sus deberes limpiamente y tiene buenos modales; es un deleite tenerlo cerca".

Su maestra de segundo grado escribió: "Jim es un excelente alumno, apreciado por sus compañeros pero tiene problemas debido a que su madre tiene una enfermedad incurable y su vida en casa debe ser una constante lucha". Su maestra de tercer grado escribió: "La muerte de su madre ha sido dura para él.

Trató de hacer su máximo esfuerzo pero su padre no muestra mucho interés y su vida en casa le afectará pronto si no se toman algunas acciones".

Su maestra de cuarto escribió: "Jim es descuidado y no muestra mucho interés en la escuela.. No tiene muchos amigos y en ocasiones se duerme en clase".

En este momento la Sra. Thompson se dio cuenta del problema y se sintió apenada consigo misma. Se sintió todavía peor cuando al llegar la Navidad, todos los alumnos le llevaron sus regalos envueltos cada uno de ellos en papeles brillantes y preciosos listones, excepto por el de Jim. Su regalo estaba torpemente envuelto en el pesado papel café que tomó de una bolsa del súper.

Algunos niños comenzaron a reír cuando ella encontró dentro de ese papel un brazalete de piedras al que le faltaban algunas y la cuarta parte de un frasco de perfume. Pero ella minimizó las risas de los niños cuando exclamó:

- ¡Que brazalete tan bonito, poniéndoselo y rociando un poco de perfume en su muñeca!

Jim Stoddard se quedó ese día después de clases solo para decir:

- "Sra. Thompson, hoy usted olió como mi mamá solía hacerlo".

Después de que los niños se fueron, ella lloró por lo menos durante una hora. Desde ese día ella renunció a enseñar solo lectura, escritura y aritmética. En su lugar, ella comenzó a enseñar valores, sentimientos y principios a los niños.

La señora Thompson le tomó especial atención a Jim. A medida que trabajaba con él, su mente parecía volver a la vida. Mientras más lo motivaba, más rápido respondía. Al final del año, Jim se había convertido en uno de los niños más listos de la clase y a pesar de su mentira de que ella quería a todos los niños por igual, Jim se volvió uno de sus consentidos.

Un año después, ella encontró una nota de Jim debajo de la puerta del salón, diciéndole que ella era la mejor maestra que había tenido en su vida. Pasaron seis años antes de que recibiera otra nota de Jim. Él entonces le escribió que ya había terminado la preparatoria, había obtenido el tercer lugar en su clase, y que ella todavía era la mejor maestra que había tenido en su vida.

Cuatro años después, recibió otra carta, diciéndole que no importando que en ocasiones las cosas habían estado duras, él había permanecido en la escuela y pronto se graduaría de la Universidad con los máximos honores. Y le aseguró a la Sra. Thompson que ella era aun la mejor maestra que él había tenido en toda su vida.

Luego pasaron otros cuatro años, y llegó otra carta. Esta vez le explicó que después de haber recibido su titulo universitario, él decidió ir un poco más allá. Y le volvió a reiterar que ella era aun la mejor maestra que él había tenido en toda su vida. Solo que ahora su nombre era más largo y la carta estaba firmada por el Dr. James F. Stoodard, M.B.

El tiempo siguió su marcha y en una carta posterior Jim le decía que había conocido a una chica y que se iba a casar. Le explicó que su padre había muerto hacia 2 años le preguntó si accedía a sentarse en el lugar que normalmente esta reservado para la mamá del novio. Por supuesto que ella accedió. Para el día de la boda usó aquel brazalete con varias piedras faltantes y se aseguró de usar el mismo perfume que le recordó a Jim a su mamá la ultima Navidad.

Ellos se abrazaron y el Dr. Stoddard susurró al oído de la Sra. Thompson:

- "Gracias Sra. Thompson por creer en mi. Muchas gracias por hacerme sentir importante y por enseñarme que yo podía hacer la diferencia".

La Sra. Thompson, con lágrimas en sus ojos, le susurró de vuelta diciéndole:

- "Jim, tu estás equivocado. Tu fuiste el que me enseñó que yo podría hacer la diferencia. No sabía como enseñar hasta que te conocí".

Las experiencias que tenemos a lo largo de nuestras vidas (gratas y desagradables) marcan lo que somos en la actualidad, no juzgues a las personas sin saber que hay detrás de ellas, dales siempre una oportunidad de cambiar tu vida .